Cookie Control
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer más
"Nada cambiará, si tú no cambias nada"
La evolución del mercado laboral y la actual coyuntura económica han elevado el nivel de competitividad en las empresas, generando la necesidad de que los trabajadores mejoren permanentemente la calidad de su formación. Esta situación debe servir para poner al día -y modernizar- sus propias habilidades y su capacidad de aprendizaje para adaptarse a los retos que demanda la sociedad de hoy en día, donde se necesita más flexibilidad y la continua actualización de conocimientos para lograr un desempeño eficiente y un desarrollo integral de los nuevos perfiles ocupacionales

La FORMACIÓN PROGRAMADA PARA EMPRESAS, es un modelo de formación para formar a sus trabajadores, a lo largo de su vida laboral, con el fin de que obtengan los conocimientos necesarios para contribuir a esa mejora anteriormente dicha.

En la formación programada para las empresas podrán participar los trabajadores asalariados que prestan sus servicios en empresas o en entidades públicas no incluidas en el ámbito de aplicación de los acuerdos de formación en las Administraciones Públicas, incluidos los trabajadores fijos discontinuos en los períodos de no ocupación.

Las acciones formativas programadas por las empresas deberán guardar relación con la actividad empresarial. Estas acciones se desarrollarán con la flexibilidad necesaria en sus contenidos y en cuanto al momento de su impartición para atender las necesidades formativas de la empresa de manera ágil y ajustar las competencias de sus trabajadores a los requerimientos cambiantes.

Las empresas podrán encomendar la organización de la formación a una entidad externa. En este caso la impartición de la formación se realizará por una entidad formativa acreditada y/o inscrita en el registro de entidades de formación habilitado por la Administración pública competente. Ni la actividad de organización ni la de impartición podrán ser objeto de subcontratación.

Las empresas participarán con sus propios recursos en la financiación de la formación de sus trabajadores según los porcentajes mínimos que, sobre el coste total de la formación, se establece a continuación:

  1. Empresas de 1 a 5 trabajadores: no tienen aportación privada.
  2. De 6 a 9 trabajadores: 5 por ciento (5%).
  3. De 10 a 49 trabajadores: 10 por ciento (10%).
  4. De 50 a 249 trabajadores: 20 por ciento (20%).
  5. De 250 o más trabajadores: 40 por ciento (40%).



REQUISITOS PARA QUE LAS EMPRESAS PUEDAN BONIFICAR LA FORMACIÓN DE SUS TRABAJADORES/AS

Para poder disfrutar de estas bonificaciones se requiere:

  • Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.
  • Garantizar la gratuidad de la formación a los participantes en las acciones formativas.
  • Mantener durante un período de cuatro años la documentación justificativa de las acciones de formación sobre las que haya aplicado bonificaciones.
  • Identificar en cuenta separada o epígrafe específico de su contabilidad todos los gastos de ejecución de las acciones formativas y las bonificaciones que se apliquen, con la referencia común a todos ellos de "Formación Profesional para el Empleo".
  • Someterse a las actuaciones de comprobación, seguimiento y control a realizar por los órganos competentes.
Generamos empleabilidad
Lucaser incrementa la competitividad de las organizaciones, la empleabilidad y la cualificación de las personas, ya sean trabajadores o desempleados.
Envíanos tu Currículum
síguenos en
facebook twitter blogger linkedin
Rosalía de Castro 18 - 15830 Negreira - A Coruña - España
Tel. 00 34 981 886 151 - Mov. 00 34 659 583 544
Créditos / Nota Legal / Politica de cookies
confianza Infocif